CONSTRUYE TU EMPRESA: TIPOS DE SOCIEDADES

A la hora de montar una empresa en España, el tipo de sociedad que se lleva todos los premios de popularidad es la SL/SRL o la Sociedad Limitada/Sociedad de Responsabilidad limitada.

La SL es muy utilizada en España por las Pymes o los empresarios autónomos, que son el 90% de las empresas Españolas,  para montar sus negocios ya que limitan tu responsabilidad con el capital aportado y no tienes que responder con tu capital privado en caso de pérdidas y el consiguiente cierre por quiebra de la empresa.

Por hablar en números a finales de 2016 había en España, según el INE (Instituto nacional de empleo), 1152813 sociedades de responsabilidad limitada, el 35% de las empresas del país.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LAS SL.

Como todo en esta vida, este tipo de sociedades tiene cosas buenas y cosas malas. Empezaremos citando las ventajas de formar una Sociedad Limitada:

  1. La Responsabilidad ante pérdidas se limita al capital social y los bienes de la sociedad.
  2. La gestión es mucho más sencilla que la de una SA. Los trámites burocráticos son sencillos tanto para su formación como para su mantenimiento.
  3. El capital mínimo exigido es del 3000 €, algo relativamente bajo ante los 60000 euros de una SA.
  4. Puede ser compuesta por un solo socio.
  5. El coste de constitución de la sociedad es de unos 600€, capital mínimo aparte.
  6. A partir de los 40000€ de beneficio se llega al máximo de cotización y cotizas al 25%
  7. Con una sociedad , puedes ser asalariado de tu empresa y desgravar tu sueldo.
  8. Los bancos conceden más fácilmente un crédito a una sociedad que a una persona física y las condiciones son mejores.

Hasta ahora hemos visto las ventajas de tener una SL, vamos a ver también las desventajas para poder ponerlo todo en una balanza:

  1. La transmisión de las participaciones es complicada. Tienen prioridad para adquirirlas los demás socios antes que alguien externo, siempre y cuando se pliegue al estatuto de la sociedad y la ley. Esto hace más difícil la captación de inversión externa.
  2. Para constituir la sociedad se tarda un mínimo de 40 días hasta que puedes empezar a desempeñar tu actividad.
  3. En ocasiones, los bancos solicitan que asumas responsabilidad a nivel personal en caso de incapacidad de devolver la financiación, por lo que estaríamos perdiendo una de las principales ventajas de una SL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *