El orden siempre es importante en nuestra vida

Cuando hablamos del orden hay varias cosas que debemos tener en cuenta ya que podemos encontrar personas de todo tipo, unas a las que les importa mucho y son consideradas incluso como maniáticas, y otro tipo al cual no le importa en lo más mínimo si cada cosa no está en su sitio.

La clave está en no pasarse tener un término medio y no llegar nunca al extremo, aunque para muchos sea completamente imposible, el caso lo tengo más cerca de lo que pensáis, y es que mi madre y yo somos tan diferentes en ese aspecto que es normal hasta que estemos todo el día discutiendo. La verdad que para ella el orden es como su razón de ser, no creo que sea normal que una persona pueda estar todo el día con un trapo en la mano y recogiendo sin parar incluso cosas que ya están colocadas, creo firmemente que ya más que una obsesión se trata de una enfermedad.

Llega hasta el punto de colocar los botes de conserva por orden incluso fijándose en los colores, los cubiertos, platos ollas y si nos vamos a las habitaciones y abrimos los armarios ni os cuento, es verdad que gusta tenerlo todo en orden pero siempre dentro de un límite. Lo que no es normal es que cuando salimos a la calle y al volver a casa nos cambiamos de ropa y de calzado la tengas como un policía detrás esperando para ver que no te dejas nada, se convierte incluso en preocupante. Llega hasta el punto de comprar por internet cajas de embalar para guardar todo lo que no utilizamos, y la ropa de otras temporadas, o las de cambio de estación, y las clasifica, la verdad es que en ese sentido está bien porque siempre encuentras lo que andas buscando sin dar muchas vueltas.

Yo sin embargo soy todo lo contrario una desordenada nata a la que no le importa dejar todo tirado, claro ella se desespera y siempre me dice que parece mentira que sea hija suya, es aquí en momento como este en los que te das cuenta en los diferentes que podemos llegar a ser incluso siendo madre e hija. Dicen que las personas cambian con el tiempo o igual es el tiempo el que cambia a las personas, en cualquier caso yo creo que seré toda mi vida una desordenada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *