Una realidad muy diferente

El cine nos suele gustar a casi todos, son muchas las salas que se llenan todos los días con personas deseosas de ver el último estreno que tenían ganas de ver. El problema que yo le veo al cine es que en algunas ocasiones pueden llegar hacer mucho daño y explicó porque.

Hay veces en las que se pasan y mucho en las películas, quieren meterse tanto en el papel que hay gente que incluso llega a creérselo, hay mucha gente que tiene poca personalidad y que muchas veces puede llegar a creer que muchas de las secuencias que se ven en la gran pantalla pueden hacerse realidad. Por ejemplo y sin ir más lejos hemos tenido un caso cercano hace poco tiempo, ese tipo de películas de coches en las que suelen apostarse dinero haciendo carreras ilegales, son copiadas por muchos de nuestros jóvenes, ellos creen que los coches pueden llegar hacer todo lo que visualizan en la película y no se dan cuenta hasta donde es un mundo de fantasía don de los perros no hablan ni los coches vuelan de esa manera, ni donde el protagonista sale ileso de un coche en llamas.

Claro hay quienes hacen todo lo posible por tunear sus coches, llega un tipo de fiebre en la que todos quieren tener el mismo coche que el protagonista, es aquí donde empieza la utilización de desguaces es aquí donde se dan cuenta que es la única manera de conseguir el aire que quieren para sus coches, y buscan sin descanso la manera de que su coche sea lo más parecido al de la película. Claro hay veces en las que no lo hacen de una manera legal ya que acuden a desguaces que no están homologados, y son piezas que no se deberían vender y otros que saben lo que hacen y que acuden a los desguaces online coches donde tiene más oportunidades de encontrar lo que andan buscando.

Es así como acaban encontrando lo necesario para que su coche de el pego, seguro que en más de una ocasión habéis visto ese tipo de coches por vuestra ciudad, ya que los desguaces no solo son para la venta de piezas usadas sino de cualquier recambio que se necesite para poder remodelar un coche que nos parece muy viejo o que ya no nos gusta su aspecto, con la misma marca y modelo podemos llegar hacer virguerías.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *