LA VUELTA AL MUNDO REAL TRAS EL EMBARAZO

Dar a luz a una bebé es una de las experiencias más intensas por las que una mujer puede pasar a lo largo de su vida. El embarazo es un estado tan especial como laborioso y nuestro cuerpo sufre numerosas transformaciones durante todo el proceso. Estas transformaciones aún tendrán sus secuelas tras el parto, por lo que llevar un post-parto saludable es de lo más conveniente.

La vuelta a la realidad, al trabajo, y a nuestro día a día, no es tarea fácil, por lo que debemos cuidar a nuestro cuerpo con unas rutinas específicas. Recuperar nuestra línea no será posible de un día para otro, pero debemos de ser pacientes y constantes para empezar a ver los primeros indicios del cambio.

Por ejemplo, dar el pecho al bebé puede hacernos perder kilos y, además, también consigue que el vínculo entre entre niño y madre sea más fuerte. Eliminar excesos y vicios como son el alcohol y el tabaco también son muy importantes para la puesta a punto. Igual que ocurre con la alimentación: mens sana in corpore sano como filosofía de vida.

Otro aspecto importante es el ejercicio físico. Quizás creerás que al estar al cuidado del pequeño, los deportes ya no formarán parte de tu día a día, que las visitas al gimnasio desaparecerán y que descender esos kilos de más añadidos durante el embarazo serán una ardua tarea. Nada más lejos de la realidad. Piensa que actualmente cuentas con herramientas como las cámaras para vigilar bebés que hacen de espía mientras tú, por ejemplo, te encuentras ejercitándote en otra habitación de la casa.

EL EJERCICIO FÍSICO TRAS EL EMBARAZO

Hay diferentes actividades que puedes realizar para ejercitarte y retomar el pulso a tu vida activa. Tú decides si prefieres trabajar indoor o en la calle. En el caso de quedarte en casa, Youtube es un gran aliado. En él encontrarás una gran variedad de vídeos relacionados con rutinas caseras. También puedes pedirle ayuda a amigos relacionados con el mundo del deporte o hacerte con un planning de ejercicios para principiantes e ir evolucionando en el desgaste. ¡Tú puedes!

Si te decantas por la opción exterior, tu cuerpo y mente te lo agradecerá. No te sentirás presa de las cuatro paredes y el pequeño empezará a ver qué se esconde tras ellas. Gracias a los nuevos inventos, los padres de ahora disponen de un gran número de gadgets para poder pasear con el carrito o montar en bicicleta con el recién nacido sin que suponga ningún peligro para la salud del bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *