No tengas miedo de usar una peluca

Se sabe que el cáncer es una enfermedad muy grave hasta mortal en algunos casos, pero las personas son fuertes y aunque sea difícil luchan contra esta enfermedad, es un tema delicado para muchos y doloroso por igual porque nunca se sabe que pasara pero son fuertes por enfrentar tal enfermedad.

Para poder contrarrestar esta enfermedad las personas de someten a tratamientos altos en químicos y radiación lo cual causa muchos efectos segundarios y uno de ellos es la pérdida de cabello a largo plazo, por lo cual las personas tienden a ser calvos durante todo este fuerte proceso.

Para muchos el perder el cabello es doloroso, en mayor parte para las mujeres, ya que después de todos los tratamientos es difícil que les vuelva a crecer el cabello como antes y muchas prefieren usar pelucas oncológicas que estar calva por mucho tiempo hasta que el cabello vuelva a crecer, lo cual toma mucho tiempo, estas pelucas están hechas de un cabello sintético o en algunos casos de cabello real.

Muchas pelucas convencionales son una molestia ya que son incomodas, dan mucho calor y no poseen una apariencia realista como gustaría que fuese, es por esto que hay lugares especiales los cuales ofrecen este servicio para pacientes de cáncer.

Al tener una peluca se tiene que considerar el estilo que se va a querer llevar de ahora en adelante y cual se asemeje al estilo que se quiera tener, si se quiere seguir con tu estilo normal lo que recomienda en tenerlo un poco más bajo de como era antes, pero se puede tener el estilo que se quiera ahora.

El uso de estas pelucas es un poco molesto ya que se tiene que tener en cuenta la medida las líneas de nuestro anterior cabello para que no se vea o muy arriba o muy debajo de la frente, también alinear las patillas y tener en cuenta de que se tiene que comprar unos gorros para que la peluca no se resbale y nos proteja el cuero cabelludo.

Estos son unos tips para el cuidado cotidiano de la peluca después de usarla todo el día:

  • Cuando llegamos a la casa y nos quitemos la peluca la tenemos que poner en un molde de cabeza hecho de poliestireno o madera.
  • Lo alisamos suavemente con un peine.
  • En algunos casos lo podemos rociar con spray para cabello bajo en alcohol y la dejamos secar.
  • Por ultimo tenemos que alejarla del calor, polvo y humedad para no dañar la estructura.

Estas pelucas son muy buenas y muchos doctores se las recomiendan a sus pacientes cuando comienza la pérdida del cabello, solo ten en cuenta el cuidado que lleva y el estilo que vas a querer tener y el deseo de hacerlo.