¿MERECE LA PENA ENTRENAR CON PULSÓMETRO?

Tarde o temprano llega un momento en que los entrenamientos que hacemos son cada vez más serios: corremos más lejos, nadamos más tiempo o hacemos más kilómetros con la bicicleta.

Conforme ya sabemos que lo de hacer deporte es lo nuestro y que no vamos a abandonar mañana, nos ponemos a pensar en cómo podemos mejorar nuestros entrenamientos: quizás con unas zapatillas mejores y más ligeras, o probando con esa bicicleta nueva que nos deja un amigo.

Y junto a lo anterior, surge la oportunidad y también la duda de si valdrá la pena comprarnos un pulsómetro para seguir la evolución de nuestros entrenamientos. La respuesta es evidente: por supuesto. Hay muchas maneras de informarse sobre pulsómetros, pero te recomendamos la web de Pulsómetro Sin Banda, donde aparece la información de una manera clara y fácil de encontrar.

BENEFICIOS DE ENTRENAR CON PULSÓMETRO

Los beneficios de entrenar con pulsómetro son muchos, pero vamos a mencionar sólo algunos de ellos, los que pensamos que son los más importantes.

Una de las ventajas más evidentes es que monitoriza nuestro estado físico en tiempo real. ¿Hay algo más importante que eso? Gracias al lector de pulsaciones, sabremos cómo respondemos al ejercicio y cuánto tiempo tardamos en recuperarnos tras el esfuerzo. Ambos datos son de vital importancia.

Junto a esto, es fundamental destacar la contribución que el pulsómetro nos aporta para aumentar nuestra motivación. Saber la distancia que llevamos recorrida en todo momento, el ritmo o la velocidad a la cual nos estamos moviendo y tratar de mejorar nuestras marcas en la siguiente sesión son cosas que resultarían imposibles si no fuera por los datos que nos muestra nuestro reloj.

Además, y ya desde un punto de vista más enfocado al ocio, los nuevos modelos de pulsómetros incorporan toda una serie de funciones orientadas a mejorar nuestra experiencia y satisfacción mientras entrenamos, como por ejemplo la posibilidad de llevar música cargada en el reloj para escuchar con auriculares inalámbricos, las notificaciones de nuestro smartphone, que podemos ver en la pantalla del reloj, o la opción de compartir con nuestros amigos a través de las redes sociales las marcas logradas en el entrenamiento.

En definitiva, la lista de ventajas de entrenar con pulsómetro es amplia, y tan sólo es necesario que elijas entre todas las que hemos mencionado, aquellas que sean las más importantes para tí.

¡Que disfrutes con tu pulsómetro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *