Como se cuidan los frenos

Los frenos de cualquier vehículo son fundamentales para que puedas tener un buen nivel de seguridad en el mismo y que la distancia de frenado no sea demasiado larga. Para conseguir los mejores repuestos te recomiendo los despieces nissan, para que puedas conseguir los mejores precios en todos tus repuestos.

Sin embargo, con algunos consejos prácticos podrás conseguir la máxima durabilidad posible de tus frenos y así evitar desgastes innecesarios. Por este motivo, hoy te he preparado este post, con la finalidad de que puedas cuidar tus frenos de una forma óptima y sencilla.

Consejos para cuidar tus frenos

Cuidar los frenos de tu vehículo puede resultar realmente sencillo, pero debes tener claros algunos consejos que serán fundamentales, como son:

Evita la cristalización

Es vital que la goma de las pastillas de freno no esté cristalizada, porque esto causará graves daños a la superficie de los discos de freno. La cristalización se producirá debido a un sobrecalentamiento en las pastillas, lo que llevará a que se produzca el problema.

En todo caso, esto sucede especialmente cuando conduces por zonas donde existen muchas bajadas y necesitas usar tus frenos constantemente. Por esto, se aconseja utilizar el frenado con el motor para evitar que las pastillas de freno se vayan a sobrecalentar demasiado.

No desgastes demasiado las pastillas

El desgaste de las pastillas de freno debe ser controlado, y deben reemplazarse cuando estas aún tengan un 30% de la goma de frenado. Esta es la recomendación de todos los talleres mecánicos para que no se produzcan daños a los elementos del sistema de frenos.

Pero, algunos conductores prefieren apurar un poco más las pastillas de freno con la finalidad de ahorrar gasolina. En estos casos, siempre se debe verificar que la goma no pase por debajo de los 3mm, porque así evitarás cualquier tipo de inconveniente.

Realiza mantenimientos periódicos

Para mantener los frenos de tu vehículo en buen estado debes asegurarte de hacer un mantenimiento de los mismos por lo menos una vez cada 20.000 kilómetros. Así, se puede detectar cualquier posible fallo del sistema de frenos y corregirlo de inmediato.

Debes asegurarte de que en el mantenimiento se verifique el nivel de líquido de frenos para que sea el óptimo y así evites accidentes. También será importante que se ajuste la distancia de frenado y mantenerla siempre en un estado óptimo para evitar cualquier tipo de accidentes por un sistema de frenos en malas condiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *