Consejos para el tratamiento de un esguince de tobillo

Los esguinces de tobillo son bastante comunes, no solo en la práctica deportiva sino en la vida diaria por cualquier tipo de accidente. Para una mejor recuperación lo mejor es visitar a un fisioterapeuta valdepeñas, porque así podrás asegurarte de tener una recuperación mucho más rápida.

Pero, existen algunos cuidados que puedes seguir en casa para que puedas conseguir una recuperación mucho más rápida. Estos los he reunido en este post, y se aplican para esguinces leves y así conseguirás un mejor rendimiento.

¿Cómo tratar un esguince de tobillo?

Es importante tener en consideración que existen diferentes cuidados que te ayudarán a recuperarte más rápidamente de un esguince de tobillo. Dentro de ellos están:

Reposo

Es importante que el miembro afectado no esté sometido a movimientos que puedan causar más inflamación. Por este motivo, se deben evitar actividades donde se vaya a mover el pie afectado, y así conseguirás tener un gran rendimiento.

Crioterapia

Siempre será importante que apliques hielo o agua helada en el miembro afectado para que se ayude a reducir la inflamación. Lo ideal es hacer este procedimiento durante 15 a 20 minutos, repitiéndolo cada 2 o 3 horas mientras que estés despierto.

Este es un proceso que será básico durante las primeras 72 horas cuando se produce el esguince, porque así podrás evitar que la inflamación sea descontrolada. De lo contrario el proceso de recuperación podría tardar mucho más.

Compresión

Será importante que apliques un vendaje de compresión en el miembro afectado con una venda elástica. La idea de esto es que se pueda ayudar a tener una mejor circulación sanguínea, que ayude a drenar los líquidos que causan la inflamación.

La manera correcta de hacer este procedimiento será desde la parte más alejada del corazón hacia arriba. De esta forma, se evitará la acumulación de líquidos y conseguirás un gran rendimiento en tu vehículo.

Elevación

La elevación al final del día o en varios momentos del día será fundamental para que se pueda drenar más fácilmente cualquier tipo de líquidos inflamatorios. Para hacerlo, simplemente debes tumbarte en tu cama o en el sofá, y elevar la pierna por encima de la altura del corazón.

Este procedimiento ayudará a que puedas conseguir un mayor drenaje de los líquidos inflamatorios. Por lo tanto, si sigues estos consejos, será mucho más fácil que puedas recuperarte rápidamente de la sobrecarga muscular y evitar así que la lesión pueda tornarse más grave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *