Que predomina en los todoterrenos la adherencia o la traccion

Algunos aficionados suelen debatir si en realidad un 4×4 tiene buena adherencia en las curvas o si solo ostenta tracción. Parece un tema muy sencillo, puede que lo sea, si se conoce lo suficiente de mecánica y el funcionamiento de un todoterreno.

¿Cuándo se necesita la tracción total en los coches?

La tracción total en sí misma no genera mayor adherencia; sin embargo, el que pueda distribuir el par motor entre todas las ruedas, en lugar de hacerlo solo en las que están en uno de los ejes, ayuda en gran medida porque estabiliza varias de las fuerzas que suelen desequilibrar al coche. La adherencia es proporcionada por la fricción que se da entre los neumáticos y una superficie firme, todo depende del sistema del 4×4.

Cada sistema de todoterreno tiene ventajas y desventajas, no será lo mismo para un vehículo que tenga tracción total permanentemente, que para uno que sea conectable; tampoco es igual entre un sistema pasivo y uno activo. Aunque en el caso de uno activo, mientras un sistema pueda repartir el par que cada rueda amerita, según la capacidad de sujeción que ella tenga en algún momento, podrá influir de manera positiva en que el 4×4 tenga estabilidad.

En otras palabras, la tracción total será necesaria en diferentes situaciones para cada sistema, de cada cual queda: cuando la ha de aprovechar.

¿Los 4×4 se destacan en las curvas?

La respuesta del todoterreno dependerá siempre del sistema de transmisión que tenga. Si es uno pasivo se acelera y al aplicar par motor en las ruedas delanteras, traseras o sobre todas, será más que decisivo para el comportamiento del coche y su estabilidad. Recuerde que la potencia es la cantidad de par que se da durante un intervalo de tiempo, entonces donde se reciba mayor par, habrá más tendencia a que se rompa la adherencia porque la estaría recibiendo de un solo golpe.

Un vehículo con mucha potencia que no sea muy progresivo para esa capacidad, pierde la sujeción muy fácil al recibir tanto con solo acelerar, ello según cuántas y cuáles sean las ruedas que obtengan esa potencia; esto es lo que suele suceder cuando un 4×4 se enfrenta a las curvas. Cuando se da una situación así, se puede provocar un sobre viraje o que se deslicen ambos trenes motrices.

En cambio, un sistema inteligente sabe cuándo y cuál rueda está por perder la adherencia, por ello procede a pasarle el par a las otras ruedas. Lo en realidad importa es que, independientemente del sistema que se tenga, se mantenga en buen estado; y no hay que gastar una fortuna en ello, si se compran los repuestos en un desguace 4×4.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *